En Lo Último |

Duberlí, ni corto ni perezoso, afirma que tiene mucho respeto a la Ley Ronderil

PODER JUDICIAL PERUANO.

Nuestro inefable presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez Tineo, cauciona la justicia que imparten las rondas campesinas para enrayer la delincuencia local.

duberli-ni-corto-ni-perezoso-afirma-que-tiene-mucho-respeto-a-la-ley-ronderil
Dejar libre curso a la colera popular es lo que apoya oficiosamente el presidente del Poder Judicial.
 
El presidente del Poder Judicial del Perú, se lava las manos como Poncio Pilatos, su opinión es indigno de quien es el gendarme de una sociedad de derecho que se reclama ser nuestro país.

¿El magistrado no se da cuenta que la justicia popular es una consecuencia directa y salvaje de la inercia del poder judicial debido a la corrupción de los administradores de la justicia?
 
TRUJILLO - Durante un actividad oficial en el Colegio de Abgados de La Libertad, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez Tineo, expresó su respeto a la justicia especial que imparten las rondas campesinas en las zonas más alejadas de una ciudad.

“Que se les pasa la mano, se las paso la mano. A los policías también se les pasa la mano ¿no?. Ellos (los ronderos) dicen que de diez casos que ven, ocho lo resuelven bien y en dos se pueden equivocar”, acotó durante la conferencia denominada “Modernización de la Gestión Institucional y Administración del Poder Judicial en el Centro Cultural Constante Traverso Lombardi”.

Lea también:
amigos-de-lo-ajeno-prueban-la-medicina-de-la-ley-ronderil-o-sea-de-la-justicia-popular
Rodríguez Tineo recordó que el máximo castigo en ese tipo de justicia es la cadena ronderil (en caso de un robo) y que se devuelva el valor (de lo robado).

“Supóngase que esa persona fuera inocente, ese error ¿ha sido trágico? No, no le ha costado la vida. En cambio, qué pasa cuando la justicia ordinaria condena a un inocente. Le puede dar cadena perpetua, 30 años (de cárcel) y si tuviéramos pena de pena, le da pena de muerte. Los errores de la justicia ordinaria son irreparables”, puntualizó.

En su opinión, la reparación civil es un cuento y nunca se paga. Agregó que debe haber una armonía entre la justicia ordinaria y la excepcional o especial.

Fuente: La Republica
RELACIONADAS

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN DE HUACHOS.COM

Recibe las últimas noticias del día

Su Nombre Completo
Correo Electrónico
Escribe tu comentario Facebook
Escribe tu comentario
chaqra.jpg
banerhuanca.jpg
banerica.jpg
banerchincha.jpg
banercastro.jpg
banerire.jpg
cyt1.jpg
RR.jpg